En el artículo de hoy te contamos todas las posibles salidas profesionales que tenemos como dietistas-nutricionistas, desde las más comunes a las más actuales.

Hace 13 años cuando acabamos bachillerato, no nos hubiéramos imaginado que el dietista-nutricionista podría trabajar en muchos más ámbitos que no fueran solo la clínica.

Desde siempre, nos han hecho creer que de las pocas salidas profesionales que teníamos era pasar consulta, pero claro en la privada por que por el momento no han salido oposiciones de nutricionista para trabajar en hospitales y optar a un empleo público.

Según la facultad y la ciudad en la que estudies, las asignaturas de la carrera de nutrición cambian y eso influye en el enfoque que se le de al grado siendo la clínica, la investigación o la industria alimentaria, las que más predominan.

Durante las prácticas de nutrición humana y dietética te dan la opción de poder elegir estos ámbitos y pocos más porque no tenemos la suerte de disponer de centros o empresas de nutrición que tengan alumnos en prácticas

Pero ¿sabes qué?, los nutricionistas valemos para muchas más cosas y podemos ayudar y educar en alimentación a la población desde muchos más ámbitos. Así que, si estás estudiando el Grado en Nutrición Humana y Dietética o ya lo has terminado, y te preguntan: “¿Te dedicas a hacer dietas no? ¿Dónde tienes la consulta de nutrición? ¿Cuánto cobras la consulta?” te proponemos que los animes a leer lo que le queremos contar.

Todo lo que no te contaron sobre lo que se puede dedicar un DN

Según el Documento Consenso del Perfil de las Competencias del Titulado Universitario en Nutrición Humana y Dietética, el DN puede actuar en los siguientes ámbitos con funciones específicas de cada uno de ellos:

Dietista-Nutricionista comunitario o de salud pública

Actúa sobre la población en general, desde entidades diversas, desarrollando y participando en programas de educación alimentaria, de políticas alimentarias y de prevención y salud en general, dentro del marco de la salud pública y la nutrición comunitaria. Es por ello, que podemos dirigirnos a colegios, empresas, ayuntamientos y desarrollar proyectos para mejorar sus hábitos alimentarios.

Dietista-nutricionista en restauración colectiva 

Participa en la gestión y en la organización, y vela por la calidad y la salubridad de los alimentos durante todo el proceso de producción.

Forma al personal del servicio de alimentación en materia de seguridad alimentaria y elabora, consensua y controla la planificación periódica de menús y dietas especiales.

Sabemos que la normativa y la concienciación de los comedores dirigidos a colectividades hacen que cada vez se requiere más dietistas-nutricionistas que se encarguen del asesoramiento nutricional en colegios, escuelas infantil y hostelería, en general.

Dietista-nutricionista en la industria. 

Asesor en la innovación de nuevos productos y en el marketing social relacionado con la alimentación. Porque la industria no tiene porque estar reñida con nuestra profesión y es por ello por lo que hay compañeros/as que trabajan en empresas o industrias alimentarias en los departamentos de I+D+I en el desarrollo de productos.

Dietista-nutricionista en docencia. 

Formador en centros públicos y privados en los que se imparten conocimientos sobre alimentación, nutrición y salud.

Si eres de los que siempre han querido ser profesora, esta salida profesional es la tuya ya que podrás dar formación reglada, continua y/o en colaboración con organismos e instituciones públicas y privadas, ofertando e impartiendo cursos y actividades de formación de interés general para la población.

Recuerda que para la formación reglada necesitarás el Máster Universitario en Profesor de Educación Secundaria

Dietista-nutricionista en investigación. 

Capacitado para integrarse en un equipo multidisciplinar de investigación y desarrollo. Potencia la investigación en el área de la alimentación, la nutrición y la salud.

Por lo que si te gusta difundir en diversos medios los resultados de la investigación que estés realizando esta es tu salida

Nuevas salidas profesionales

Además, en los últimos años han emergido dos salidas profesionales más en las que cada vez más dietistas-nutricionistas están interesados y trabajan de ello:

Dietista-nutricionista en divulgación

Publicar, extender o poner la nutrición al alcance del público. Es por ello por lo que el divulgador no solo necesita capacidades comunicadoras para hablar sobre ciencia, en este caso de nutrición, sino también tener la habilidad de transmitir algo complejo en un lenguaje adecuado para el público al que va dirigido y tener rigor científico que fundamente el mensaje que estamos transmitiendo.

Si crees que posees algunas de estas características y/o puedes llegar a desarrollarlas, ¡adelante!

Dietista-nutricionista en cooperación

Intervención del dietista-nutricionista en proyectos de Cooperación para el Desarrollo y en proyectos de acción social, realizando principalmente funciones de formador a promotores y población autóctona sobre la importancia de la alimentación saludable e impulsar cambios de hábitos alimentarios, seguimiento del estado de los niños y las madres y coordinación con el resto de las autoridades de la zona, personal, entra otras.

Dietista-nutricionista en marketing y comunicación

Gestión del marketing y la comunicación digital de los proyectos de otros dietistas-nutricionistas.

Si a partir de ahora te preguntan, que puedes hacer después de estudiar nutrición cuéntales todo lo que podrías hacer.

Por supuesto, gran parte de los dietistas-nutricionistas que estamos trabajando no solo nos dedicamos a una salida profesional, sino que combinamos varias. Y esto ha sido así por el interés y la motivación de cada uno en trabajar en distintos ámbitos, por las oportunidades de empleo que te ofrecen y/o buscas o porque quieres probar algo nuevo cuando ya llevas trabajando un tiempo en lo mismo

Te contamos un secreto. Nosotras empezamos solo con la clínica y hoy en día nuestro mayor volumen de trabajo y de negocio es nutrición comunitaria, restauración colectiva y docencia y, ¡nos encanta!